martes, 3 de febrero de 2009

AUTOBIOGRAFíA DEL PiNTOR MeYeR (a modo de Ridiculum Vitae) + QUE BREVE, pero formal!!!



Nací en 1975 en el bello Brasil, pero me crié en el horroroso Los Andes. Me defino como un poeta que pinta: desde niño, por contradicción de las Musas, dibujo y escribo. También como un rebelde sin más causa que la propia: en 1994 huí del entonces obligatorio Servicio Militar y tras dos años como colono en un remoto rincón de Aysén, ratifiqué mi vocación artística y consagré mis votos al Parnaso, que es como decir, al Cielo y al Infierno.
Aquí hablaremos sólo del Pintor.
En 1997 ingresé a Artes Plásticas en la Universidad de Chile, pero me retiré desilusionado (de mí y de ellos) en el año 2000. He hecho clases y talleres y he participado sin gran éxito en diversas exposiciones, la mayoría de ellas bastante underground. Mis modestos logros: en 2003 fui seleccionado en la muestra Laberintos de Amor y Erotismo de la Casona Nemesio Antúnez de La Reina y ese mismo año obtuve el segundo lugar en el concurso de pintura Libertad de la Fundación Presidente Balmaceda (me pagaron por mi collage sobre cholguàn); en 2004 fui seleccionado en el concurso Valdivia y su Río.
En 2006 abandoné la pintura, consumido, como todos saben, por mis deberes de administrador de un antro de baja estofa, y en 2007, me permití incluso mi día de furia iconoclasta: más de la mitad de mis obras, desde los años noventa a la fecha, terminaron hechas cenizas o expuestas en la basura.
A fines del 2008, otra vez un feliz cesante, retomé feliz mis bártulos de pintor: ya no me mancho los dedos. He ordenado los restos sobrevivientes de mi historia, me he puesto nuevos ojos y he iniciado un nuevo viaje de exploración de las imágenes del alma.
Ahora, preparo una exposición-remate que ayude a solventar la producción de esta nueva fase de mi obra.