martes, 10 de febrero de 2009

SOBRE EL RÍO DE LOS SUEÑOS (2003) Óleo y esmalte s/ tela 120 x 90 cms.



Este cuadro lo envié al concurso Valdivia y su Río: me lo devolvieron. Aquí comparten reñido escenario una colona decimonónica alemana, una antigua niña mapuche, pescadores valdivianos, la moderna Catedral y un característico torreón. Arriba, en vez de Dios, un ovni. La frase abajo en mapudungún y en alemán: “sobre el río de los sueños” fue un delirio casi medieval. En la propia Valdivia, sin embargo, un joven poeta williche me aleccionó: la frase en mapudungún está mal escrita, peca de un surrealismo ilógico, aborrecible para la lengua de la tierra. No así la frase en alemán: idioma apropiado para las metáforas.

LA SUECA (2003) Óleo s/ cartón entelado 17 x 20 cms.



Una de mis imaginarias novias de entonces: una misteriosa sueca de un libro de fotografías de los años 60.

CINCO RETRATOS (2002) Óleo s/ tela 83 x 73 cms.


Adolfo Couve (quien fuera mi profesor de Estética el año antes de colgarse), la polémica cineasta Leni Riefenstahl, un tatuado anciano maorí, tres soldados alemanes prisioneros y una misteriosa expectadora de una cerámica antigua se dan cita, unidos por no sé qué albur...aparte, claro está, de mi sentimiento pesimista de aquel entonces (¿y ya no?) de que la belleza está en lo vencido y en lo perdido por y para la odiosa moral.